LogoEl Carmel .es

El principal monumento es el Santuario de Nuestra Señora del Monte Carmelo, que da nombre al barrio. En 1864 se construyó la ermita, pero dado su pequeño tamaño —sólo podía acoger a treinta personas— entre 1985 y 1988 se construyó una nueva iglesia, obra de los arquitectos Francesc de Paula Daumal i Domènech y Miquel Campos Pascual, con un diseño contemporáneo de forma triangular, donde destaca el color rojo del ladrillo visto y la forma tubular de las paredes laterales. El nuevo edificio fue inaugurado el 16 de julio de 1988 por el arzobispo de Barcelona, Narcís Jubany.

El barrio cuenta además con diversas obras de arte público, destacando un monumento a las Brigadas Internacionales —situado en la Rambla del Carmelo— donde se realizan ofrendas florales en recuerdo a estos luchadores de la libertad; se titula David y Goliat, y es obra de Roy Shifrin (1988). Fue patrocinado por el batallón Abraham Lincoln y por la Spanish Civil War Historical Society. Representa el casco de Goliat y el torso desnudo de David, con un escudo en la mano, realizados en bronce sobre un pilar de cemento, con un total de ocho metros de altura.

Otro monumento es el dedicado a Salvador Allende, en la plaza que lleva el nombre del presidente chileno, obra del arquitecto Jordi Farrando, con un retrato en bronce del malogrado político, obra del escultor chileno Lautaro Díaz; la plaza también incluye la escultura Once poliedros, de Marcel Martí. Otro exponente de arte público es la obra El orden de hoy es el desorden de mañana (Saint-Just) (1999), de Ian Hamilton Finlay, situada en un mirador del monte Carmelo; se trata de una cita del revolucionario francés Louis-Antoine-Léon Saint-Just, escrita en catorce bloques de piedra situados en el suelo, simulando lápidas de una necrópolis, en un conjunto de unos 6 m².

Inicio de sesión / Alta de usuario